CESN Main Page

Coastal & Estuarine Science News (CESN)

Coastal & Estuarine Science News (CESN) es una publicación electrónica gratuita, que brinda resúmenes breves de artículos seleccionados de la publicación científica Estuaries & Coasts, que hace énfasis en las aplicaciones de gestión de los hallazgos científicos.

Usted puede recibir las futuras publicaciones en el buzón de su correo electrónico cada dos meses ¡Regístrese hoy mismo!

The Editorial Board of Coastal and Estuarine Science News (CESN) and the CERF Publications Committee are interested in improving CESN to best reach and meet the needs of readers. Your response is valued!

2018 Enero (Español)

Contents

El Carrizo Puede Incubar una Mayor Cantidad de Tortugas Marinas Macho
El Área de Marismas de la Bahía de Chesapeake se Mantiene Constante
Efectos de la Estabilización de la Línea de Costa
¿Lugar Seguro para los Cangrejos Herradura?


El Carrizo Puede Incubar una Mayor Cantidad de Tortugas Marinas Macho

El carrizo no daña los nidos, pero hace que las temperaturas de incubación disminuyan

AEl carrizo común (Phragmites australis), de comportamiento invasivo, puede expandirse rápidamente en las áreas perturbadas; reemplazar la vegetación nativa y cubrir los arroyos de marea al punto de volverlos casi intransitables. No obstante, cabría preguntarse ¿acaso el carrizo afecta los nidos de las tortugas de dorso diamantino? En el caso de esta especie de tortuga marina, los riesgos incluyen el daño directo, proveniente del crecimiento de las raíces del carrizo, así como la posibilidad de que la sombra producida por el carrizo haga que las temperaturas de incubación en los nidos disminuyan, originando una proporción de sexo de las crías inclinada hacia los machos. Un nuevo estudio examina qué es lo que esto significa para las tortugas de dorso diamantino[1] (Malaclemys terrapin), que habitan en el Refugio Nacional de Vida Silvestre de la Isla de los Pescadores (Virginia, EE.UU.), una isla barrera situada en la desembocadura de la bahía de Chesapeake.

En este estudio, los investigadores buscaron nidos y midieron la cobertura vegetal y la densidad de tallos en cada uno de los sitios de nidificación localizados. Asimismo, con la finalidad de evaluar las amenazas que el carrizo podría representar, dependiendo de la selección de sitios de nidificación de esta especie de tortuga marina, también enterraron registradores de temperatura, así como bolsas diseñadas para facilitar el crecimiento de las raíces en sitios de nidificación hipotéticos con un nivel de cobertura del carrizo bajo (0-20%), medio (21-50%) y alto (51-75%). El crecimiento de la raíz fue modesto y sugería que las raíces del carrizo representan un riesgo relativamente bajo para los nidos. No obstante, los sitios, con una elevada cobertura de carrizo, tuvieron temperaturas significativamente más bajas que aquellos sitios ubicados en áreas con baja cobertura. Estas diferencias fueron suficientes para ocasionar un cambio potencial hacia crías predominantemente machos.

Los nidos más actuales de esta tortuga marina, localizados por los investigadores, se encontraban en lugares con escasa o nula presencia de carrizo. No obstante, la actividad antropogénica, así como la expansión de otras especies invasoras podría, finalmente, hacer que esta tortuga marina anide en sitios de menor calidad, dónde la sombra producida por el carrizo, represente un problema. Ahora bien, aunque la erradicación completa del carrizo sería una labor titánica, es probable que un menor grado de control sea suficiente para mantener el hábitat de nidificación. La presente investigación sugiere que las tortugas de dorso diamantino pueden tener éxito en áreas con presencia limitada de carrizo, siempre que se mantenga una densidad baja.

Fuente: Cook, C.E., A.M. Mc Cluskey y R.M. Chambers. 2017. Impacts of Invasive Phragmites australis on Diamondback Terrapin Nesting in Chesapeake Bay (Impactos de la especie invasora Phragmites australis en la nidificación de la tortuga de dorso diamantino en la bahía de Chesapeake). Estuaries and Coasts. DOI: 10.1007/s12237-017-0325-z

[1] También se le conoce como tortuga espalda de diamante. 


El Área de Marismas de la Bahía de Chesapeake se Mantiene Constante

En el siglo XX, la migración de las marismas hacia zonas altas se mantuvo a la par con la erosión

LCuando se trata de evaluar cómo el aumento del nivel del mar puede afectar las marismas, cabe precisar que la atención se ha centrado en las inundaciones, que anegaron las marismas en sus bordes hacia el mar. No obstante, el aumento del nivel del mar también posee el potencial para ayudar a las marismas a extenderse hacia lo que, actualmente, son las zonas altas. Los cambios en la extensión total del hábitat de la marisma dependen del equilibrio que existe entre estos procesos contrapuestos. Una nueva investigación estudia la forma en que esto se viene desarrollando en la bahía de Chesapeake.

En este estudio, los investigadores usaron mapas históricos, denominados “hojas de tiempos”, que datan entre 1846 y 1912, con el fin de localizar los bordes hacia el mar y hacia las zonas altas de las marismas del área, a fines del siglo XIX. Ahora bien, al comparar esto con fotografías aéreas del 2013, hallaron que las marismas tendían a extenderse en la parte sur de la bahía y a reducirse en la parte norte y media. No obstante, la erosión en el borde hacia el mar y la migración en el borde hacia las zonas altas se mantuvieron, esencialmente, en equilibrio a lo largo del siglo XX. Asimismo, la cantidad total de marismas se mantuvo notablemente constante en toda el área de estudio (311 km2 de marismas mareales a fines del siglo XIX y 318 km2, en el 2013). Los resultados también mostraron una relación débil entre la tasa de migración tierra adentro de la marisma y la pendiente del terreno, que podría verse potencialmente afectada por el uso de la tierra y el desarrollo.

En general, el presente estudio demuestra la importancia de considerar, tanto la erosión como la migración, cuando se evalúe los posibles efectos del aumento del nivel del mar. Ahora bien, a pesar de las amenazas que enfrentan las marismas, por lo menos en algunas regiones, estas tienen el potencial de mantener su extensión espacial migrando tierra adentro.


Efectos de la Estabilización de la Línea de Costa

Técnicas distintas poseen diversos efectos en la sedimentación y la VAS

La estabilización de la línea de costa con la finalidad de proteger la propiedad contra la erosión y el aumento del nivel del mar es ya algo común. Asimismo, el cambio climático y el aumento de la población humana en la zona costera sólo acelerarán esta tendencia. No obstante, hace falta información detallada sobre cómo las diversas estructuras de protección costera afectan los sedimentos litorales y la vegetación acuática sumergida (VAS).

En un reciente estudio, los investigadores recopilaron núcleos de sedimentos y registraron la existencia o ausencia de vegetación acuática sumergida en sitios ubicados alrededor de la bahía de Chesapeake, que contaban con diferentes estructuras de protección costera (diques exentos, enrocados y “costas vivas”), así como en sitios naturalmente erosionados de la línea de costa, que servían como controles.  Por su parte, los modelos de regresión lineal fueron capaces de pronosticar las variaciones en el sedimento de la zona litoral en base a una combinación de factores, que incluyen el tipo de estructura, las tasas de erosión de la línea de costa, la fuente dominante de sedimentos y el uso del suelo, y permitieron surgir algunas generalizaciones. En general, los cambios en las tasas de sedimentación y contenido orgánico en los sitios naturalmente erosionados fueron mínimos y reflejaron tendencias ambientales más amplias; mientras que los cambios en los sitios que contaban con estructuras de protección, reflejaron los efectos de dichas estructuras. Los diques exentos retienen sedimentación y, por consiguiente, los cambios, después de su instalación, están relacionados con las características de la fuente dominante de sedimento. Por otro lado, el enrocado, rompe la conexión del flujo de sedimentos, que existe entre la tierra y el mar, que puede ocasionar la pérdida de marismas y vegetación acuática, pero que también conlleva a mejoras locales en la calidad del agua. Los resultados relacionados con la vegetación acuática sumergida (VAS) fueron inconsistentes con una cobertura en aumento en algunos sitios con presencia de diques exentos y enrocados, pero que permanece estable, o que disminuye en otros sitios.

En conclusión, no existe una estrategia “única” para determinar los efectos probables de la estabilización de la línea costera en la sedimentación y la vegetación acuática. Los encargados de la gestión costera necesitan considerar las tasas históricas de erosión de la línea de costa, el uso del suelo y el tipo de sedimento dominante, así como el tipo de estabilización de la línea costera contemplado, con el fin de tomar las mejores decisiones posibles con relación a los sitios que se encuentran a su cargo.


¿Lugar Seguro para los Cangrejos Herradura?

La regeneración de las playas conduce a beneficios pequeños, pero medibles para los cangrejos herradura

El cangrejo herradura (Limulus polyphemus) depende de playas arenosas para el desove. La playa Plumb beach (Nueva York, EE.UU.), parte del estuario urbanizado de la bahía de Jamaica, es un área importante de desove para la población de cangrejos herradura del estado. Un proyecto de regeneración de playas, realizado en el 2012, con la finalidad de proteger una vía principal, brindó la oportunidad para que los investigadores puedan monitorear la actividad de estos cangrejos y evaluar cómo es que la regeneración de la playa afecta la capacidad de un sitio para realizar el desove.

Este estudio comparó el número de apareamientos de los cangrejos herradura, la densidad de los huevos depositados y las características del sedimento en el extremo occidental, recientemente regenerado, de la playa con las condiciones existentes en el extremo oriental más natural. Antes del proyecto de regeneración, un número muy escaso de cangrejos herradura desovaban en el área occidental y esto se mantuvo a lo largo del estudio.  En el primer año, después de la regeneración, se observó poco o ningún cambio, con pequeños aumentos durante el segundo y tercer año. La deposición de huevos no registró cambios en el área occidental, permaneciendo en niveles bajos.

Ahora bien, aunque las dos secciones de la playa lucían superficialmente similares después del proyecto de regeneración, el sedimento en la playa regenerada era más fino y más uniforme, creando una superficie más dura con una menor difusión de oxígeno. Como consecuencia de esto, los cangrejos herradura hembra pudieron haberse aproximado a la playa, pero pusieron sus huevos en otro lugar, después de descubrir las condiciones del sedimento. No obstante, las diferencias existentes entre las dos áreas se volvieron más pequeñas con el tiempo, y los sedimentos en la playa regenerada pueden, finalmente, volverse más adecuados para estos cangrejos.

A pesar de los beneficios limitados para los cangrejos herradura después de la regeneración de la playa, los autores del estudio perciben esto como algo preferible al uso de muros de contención o revestimientos. Los autores sugieren que la posibilidad de restaurar con éxito las zonas de desove de los cangrejos herradura puede mejorar si se tiene una mejor comprensión de la hidrodinámica y geomorfología de un área específica.